29.3.06

Ulf K., la alegría de la Imaginación

La Primera Estrella y otros relatos de Ulf K. es la respuesta de un autor a un mundo pragmático que lo devora todo. Entendámonos, Ulf K. construye un puñado de relatos que nacen de la realidad en que vivimos pero que, por medio de la imaginación y el estilo, trasciende (o sublima, mejor aún) la vida y anhelos cotidianos de las personas.
Diríamos que esta colección de relatos es como una obra única, donde la Noche actúa como motivo y personaje, como ambiente y destino de todos los relatos. La Noche, personaje sin tiempo, espíritu redentor, amoroso, acompañante de los quehaceres y esperanzas del ser humano, en definitiva, eje o quilla en donde navega la imaginación de Ulf K., de puerto en puerto, de vida en vida, de personaje en personaje, de historia en historia.
El autor alemán hace un acto de fe, de valentía: planta una semilla en la roca, mineral e inerte, y después nace del espanto una flor: la imaginación. Sus historias transmiten el aroma cálido del romanticismo, pero no un romanticismo acartonado y trasnochador, sino ese romanticismo real-maravilloso que todos hemos soñado o buscamos de alguna manera.
Son historias de cristal, delicadas y transparentes, sinceras; personajes como tú o como yo que simplemente sueñan, soñadores cotidianos, en busca de la felicidad. Y es la alegría de vivir, la alegría de soñar, que se quiere, de búsqueda.
La Noche y sus claroscuros (tema y variaciones, como una pieza musical) vertebran las siete historias:
- “El plan de Herr Moritz”: la vida gris de un obrero de fábrica (recordemos el Metrópolis de Fritz Lang) que demuestra que la espera (el tren pasa alguna vez por la vida) es recompensada si se anhela con amor.
- “El viaje a la noche”: la historia de amor de un payaso de circo y la noche donde la sensibilidad está a flor de piel. Maravillosa.
- “La Primera Estrella” o soberbia metáfora del amor “cortés” narrado sin aspavientos.
- “Noche y Día”: auténtica parábola sobre lo que es la Vida, el Tiempo, etc. Impresionante retablo de la imaginación y la metáfora. A mi modo de ver, una narración hipnótica y deslumbrante.
- “El amor de Luna” o la personificación de los mitos naturales. Una historia de amor que se nutre de diversas fuentes clásicas: Selene, Orfeo, etc.
- “El Observaluna” o cómo un personaje va a ser testigo (sentimiento de culpa) de una inevitable catástrofe.
- “Y la luna, despierta fuera” o los inconvenientes de estar siempre soñando.
Ulf K. despliega una narración contenida, sin efectismos ni alharacas, cuyo dibujo se amolda perfectamente a lo que nos cuenta. Su dibujo en blanco y negro es sintético y de contrastes, predominando la mancha negra frente al blanco inmaculado, con trazo firme y conciso.
Después de la lectura, ¿qué queda? Sólo levantar la mirada a los nocturnos cielos y decirle: Imaginación, ¡vuela!

3 Comments:

Blogger Elisabetta said...

Qué bonito post ha escrito, caballero!!
Desde luego, este tebeo es poesía en viñetas. Sin duda, uno de mis favoritos de los últimos tiempos, junto a 'El capitán Escarlata' de Guibeert y David B. y a 'El Valle de las Maravillas', de Sfar.

domingo, julio 02, 2006 5:09:00 p. m.  
Blogger Yorkshire said...

Gracias, Elisabetta, por acercarte a este blog, y que no sea la última.
"El Capitán Escarlata" y "El Valle de las Maravillas" son historias deliciosas, como también "El retorno de la tierra" de Jean-Yves Ferri y Manu Larcenet... que supongo que también la habrás leído :)(es que te vi un comentario en La Cárcel de Papel). Parece que tenemos gustos parecidos, ¿no?
PD: Te estaré vigilando...

domingo, julio 02, 2006 11:19:00 p. m.  
Blogger Elisabetta said...

Mmmmmm....¿gustos parecidos?? Los ya dichos, V, el de Guillem March también me gustó, ¡ah! Psiconautas me encantó, de Gipi no he leído nada aún..........eeeeh, pero de superhéroes ¡ni idea, oiga! No tengo nada contra ellos (no soy del sector talibán); simplemente los desconozco.
Y no me amenace que me da susto :)

lunes, julio 03, 2006 7:37:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home